El futuro cercano de "Her"

Her

Un poco tarde, pero... ¡qué gran película!

Después de ver "Her" sólo me apetece escribir, pensar... ¿Realmente estamos yendo a un futuro así? Hoy en día, no estamos muy desencaminados.

Estamos repletos de relaciones impersonales que llevamos a cabo vía WhatsApp, Mail... Y, en el mejor de los casos, con llamadas. ¿Realmente mantenemos esa frescura que mostramos por teléfono cuando nos vemos cara a cara?

Además, muchas relaciones se rompen por teléfono (lamentable). No obstante, aun así nos duele.

No estamos viendo a la persona que nos lo dice ni de la manera que nos lo dice. Sólo leemos unas palabras que presuponemos que él/ella nos ha escrito y empezamos a sentir una angustia enorme en nuestro interior. ¿Y con una llamada? Sí, escuchamos su voz, pero seguimos sin tener a la persona delante.

¿Sería capaz de decirnos a la cara lo que está diciendo por teléfono? La verdad, lo dudo.

Estar detrás de una pantalla nos hace ser más valientes, tanto para lo bueno como para lo malo. Seré capaz de decir todo lo que opino de ti, pero también seré capaz de expresarte todo lo que siento.

El problema es que esa valentía ha superado las barreras del tú a tú; ahora ya me atrevo ante mil personas más, o todas las que sean capaces de ver esa (esta) publicación. ¿Qué es lo peor que pueden hacerme? ¿Contestar? Bah...

Sin desviarme de la peli... Qué duro es ver sufrir a alguien por desamor; incluso sabiendo que ese amor no puede ser real. No es más que un objeto, como puede ser este teclado sobre el que escribo y la pantalla que lo registra. ¿Me dolerá si lo pierdo? No de la manera que sufre Theodore, desde luego.

Samantha le escucha, le comprende. Aunque sea falsamente, ha desarrollado una empatía con él. Y él, en su momento de soledad y reciente abandono de una persona querida, escucha las palabras del OS como si nada más importase en el mundo. ¿Le habría pasado lo mismo si su situación sentimental/emocional fuese diferente? Es más, ¿llegaría a pasarnos a nosotros ahora? ¿Por qué no?

Hay gente que se enamora en chats y sólo están leyendo aquello que les escriben. Y muchos pueden confirmar con certeza que esa persona tiene demasiadas cosas en común con ellos. Me alegro por quien encuentre el amor de esa forma. Todos tenemos el derecho de amar y ser amados (y, sobre todo, de ser felices con ello). No obstante, yo soy una tradicional. No puedo evitarlo.

Algo dentro de mí me dice que no me fie si no veo (quizás por eso tampoco concibo tener creencias religiosas). Además, la cantidad de sensaciones que sientes cuando tocas a una persona, cuando la miras, te sonríe... Son cosas que, a mi parecer, las palabras están a años luz de poder expresar.

Ya que vamos a sufrir igual cuando todo se acabe, al menos quiero sentir por un tiempo el roce de tu piel.

her a lo que estamos llegando actualidad audiovisual análisis cine

Añadir un comentario

Estás utilizando un programa tipo AdBlock que bloquea el servicio de "captchas" publicitarios empleado en esta web. Para poder enviar tu mensaje, desactiva AdBlock.